Intervención con Estimulación Cognitiva

Presionar-Play

La Efectividad de la Estimulación Cognitiva

Un estudio reciente publicado en una revista científica especializada en Neurología ha puesto mayor certeza sobre los resultados de las “Efectos de la intervenciones de  estimulación cognitiva individual de larga duración  para personas con trastorno neurocognitivo leve”. Henriques, Otero, Torres, Vasquez. (2021)

Dado que se espera que con el paso del tiempo haya mayor envejecimiento poblacional a nivel mundial y la pandemia actual pueda tener incidencia a nivel cognitivo en las personas mayores resulta de mucho interés conocer el impacto preventivo que pueda tener el entrenamiento cognitivo y sus resultados entre las personas de edad.

Los hallazgos del estudio sugieren que la intervención temprana con un plan continuo de estimulación cognitiva puede ralentizar una progresión hacia un trastorno neurocognitivo mayor, evitando elevados costos personales, sociales y económicos.

Además de facilitar una mejor inclusión en la vida social, mayor independencia y mejor afrontamiento de la depresión.

La investigación se realizó reclutando de forma voluntaria y con el consentimiento de personas del Centro Cediara, una organización sin fines de lucro para el apoyo psicosocial de las personas mayores, situado en Ribeiras de Fraguas, distrito de Aveiro Portugal durante el año 2018 y 2019.

Allí se llevó a cabo un estudio con un diseño de evaluación previa y posterior con un grupo de control no equivalente para el estudio. Para lo cual, de un total de 234 postulantes se conformaron dos grupos, un grupo de intervención y un grupo de control de 41 personas, 82 seleccionados en total que cumplían con los requisitos.

Cabe resaltar que las investigaciones previas no habían contado con esta cantidad de participantes.

Hasta el momento se han realizado varias investigaciones y se sabe que las Intervenciones con estimulación cognitiva pueden ser beneficiosas para ralentizar los trastornos neurocognitivos leves, pero los resultados alcanzados han sido inconsistentes y en algunas investigaciones han dado contrarios.

Además  no se han realizado intervenciones a largo plazo ni intervenciones individuales aplicadas por profesionales con entrenamiento previo de varios años de experiencia.

Por lo cual, se propuso como objetivo del estudio evaluar la eficacia de una intervención de estimulación cognitiva individual de larga duración aplicada a personas con trastorno cognitivo leve.

La intervención consistió en la participación en
88 secciones de formato individual de 45 minutos aproximadamente, dos veces a la semana.

Con una dinámica con la misma estructura: bienvenida a los participantes, terapia de orientación a la realidad, actividad de estimulación cognitiva, vuelta a la calma, y cierre de sesión.

Estructura de Estimulación Cognitiva

Un hecho sobresaliente del estudio fue que los evaluadores independientes consideraron la valoración de la sintomatología depresiva y el nivel de autonomía en la vida diaria en la fase de la preintervencion, durante la intervención de los primeros 6 meses, y la posintervencion, en los 12  meses siguientes para conocer el efecto de la estimulación sobre la depresión.

Antes de la intervención se creó un protocolo de tratamiento, se elaboró un manual y se probó en un estudio piloto. Aplicado por dos terapeutas, con experiencia superior a cinco años, entrenados para la administraron de la intervención.

Se tuvo en cuenta la adaptación de dos programas (Apostolo-Spector) con instrumentos adaptados y una terapia centrada en la persona que valorará el respeto, participación, inclusión, elección,  diversión, y la forma de maximizar el potencial y fortalecer las relaciones sociales individuales entre el terapeuta y cada participante.

Las intervenciones se basaron en las reservas cognitivas, según las cuales permiten a los participantes mantener la funcionalidad a pesar de los cambios cerebrales causados por el envejecimiento, y en la neuroplasticidad, según la cual el cerebro tiene la capacidad de cambiar como resultado de la experiencia.

Permitiendo entrenar la atención, la memoria, el lenguaje, la gnosia y las funciones ejecutivas. Siguiendo además, directrices que permitieran  optimizar el entrenamiento con secciones más cortas, pero más frecuentes, con una estructura más clara, una adaptación al ritmo de cada participante y la disminución de la velocidad de procesamiento de la información por parte del participante en forma individual.

Conclusiones

Los resultados indicaron que el grupo que se aplicó la intervención con el entrenamiento con ejercicios tenía una mejor función cognitiva y un estado cognitivo sustancialmente mejor que el grupo de control después de la intervención, con efectos de moderados a grandes. Se consideró que la posible explicación de tal efecto quizás sea la mayor exposición en tiempo y cantidad a las actividades de estimulación cognitiva, en comparación con otros estudios.

En termino de tiempos y procesos, los primeros seis meses fueron suficientes para poder visualizar cambios significativos. Considerando que seis meses más de sobre aprendizaje serian más positivo porque pueden ayudar a estabilizar aprendizajes. Ya que las conexiones entrenadas de forma extensiva se hacen más fuertes, lo que permiten cambios más duraderos.

Este resultado es muy importante ya que es un indicio acerca de los resultados concretos que puede esperarse de una política pública de envejecimiento activo y saludable con personas mayores y los efectos preventivos de la misma.

También se produjeron cambios positivos sobre la sintomatología depresiva disminuyendo significativamente respecto del otro grupo de control, sobre todo en la etapa posteror a la intervención.

Además resulta sobresaliente el hecho que los participantes más jóvenes obtuvieron mejores resultados de cambios en las funciones cognitivas y puede explicarse porque la edad más temprana está relacionada con mayor plasticidad neuronal.

El hallazgo de una mejor función cognitiva y un mejor estado cognitivo vinculados a la menor edad con  mejores resultados es consistente con la evidencia de que cuanto antes se inicie la intervención psicológica, más probable es que se conserven las funciones cognitivas.

Pero, de qué parece depender la aceptabilidad y adhesión de las personas mayores para iniciar un entrenamiento cognitivo?

Que los materiales sean adaptados a la población objetivo. Que se apliquen sesiones en un formato individual. Sesiones más cortas y más prolongadas en el tiempo. Una estructura clara de actividades con un ritmo reducido o adaptado a las posibilidades de procesamiento. Y un plus con la aplicación de lo que se conoce como gamificación, o aplicación del juego, para hacerlo más atractivo y recreativo.

Para Tener en Cuenta

Llegamos así a la conclusión sobresaliente del estudio, que refiere que mientras más temprano empecemos con la intervención con estimulación cognitiva más se podrá ralentizar y demorar la progresión del trastorno neucognitivo leve y su agravamiento a un proceso más rápido y mayor, logrando un mejor desempeño cognitivo en el presente y en el futuro.

Referencias

HENRIQUES, S.I.J., OTERO, P. y TORRES F.L. (2021). “Efecto de la intervención de Estimulación Cognitiva individual de larga duración para personas con trastorno neurocognitiva leve”. Revista Neurologia.com. Ed. 73 (4). (Pag.121-129).

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido